lunes, 18 de mayo de 2009

El placer del pecado


O era una señal...o me lo han puesto a huevo. Hoy se habían agotado las natillas de chocolate light....y justo al lado 3 packs de Dalky´s al precio de uno. No lo he dudado...los he metido en el carro de la compra y que sea lo que Dios quiera...que este verano luciremos cartucheras!

Hacía tantos años que no me comía uno que en lo único que mi cabeza pensaba esta tarde era llegar a casa y comerme uno hasta rebañar la tapa y el vaso.

Después de la sudada que me he metido en la clase de yoga me esperaba mi merecida recompensa.

Ha sido como un orgasmo.......voy a por el cigarro!





4 comentarios:

Padme dijo...

Joer, pues yo que tengo el frigorífico siempre lleno de natillas, griegos, mousses y demás cosas que endulzan la vida y que no me da por comerlos. Eso si, hace poco me pillé unas natillas de chocolate (no light, por cierto) y fue tal y como tú lo cuentas.

Orgasmo en toda regla. Cada cucharada... uhmmm. Qué buenas que estaban, oye.

ortiga70 dijo...

Enga ya Olgüeis!!.todos tenemos derecho a darnos caprichitos de vez en cuando.El último homenaje que me pegué fue en fin de año, em compré un surtido de trufas Godiva que me transportaron directamente al cielo...
No sé si las has probado alguna vez....si lo has hecho,las recordarás seguro
Yo todavía tengo su sabor en la boca


Abrazos

Los Dalky eran mi debilidad de niño, que lo sepas!

;)

Sonu Kumawat dijo...

UUUUUUUUUUUUUUUUUUUN minuto en la boca.....tooooooooda una vida en la cintura....

Donna_Regina dijo...

Pués sí...que de vez en cuando nos tenemos que dar algún caprichito...que al cuerpo hay que mimarlo! ;)