martes, 2 de septiembre de 2008

Hanoi


Llegamos a Hanoi tras casi veinte horas de vuelo y la primera sensación que tuve fue la misma que la que experimenté el año pasado al llegar a Delhi. Muchísimo bochorno y calor y el alegre cosquilleo interior de sentirme de nuevo en territorio asiático.


Vietnam tiende a asociarse al blanco y negro, al sepia o en mi caso al color verde. Una de las primeras cosas que te llaman la atención es la infinidad de colorido que desprenden sus paisajes, sus casas y sus habitantes....llenísimos de vida.


Hanoi es la capital del país y en sus calles se mantiene el encanto francés con su savoir faire y el distintivo inconfundible de las ciudades asiáticas llenas de comercios, letreros luminosos y sobre todo...motos! por lo que cruzar una simple calle supone exponer tu integridad física. Valor y al toro!!


Dos ríos atraviesan esta ciudad y su interior está llena de lagos naturales...y es inevitable el sentirse romántico pese al incesante pitido de las motos.


Las calles están limpias, bordeadas de mototaxis que te ofrecen sus servicios a la que ven que eres turista.
En general, la gente no es demasiado abierta pero se les nota un cierto acercamiento ya que deben pensar que el turismo les va a reportar un beneficio económico importante. Apenas hablan inglés o francés por lo que puedes defenderte perfectamente hablando como los indios o utilizando el lenguaje de signos. Ahora...eso sí....muy serviciales pero luego te ponen la mano y se intuye un "! paga ya que me estoy cansando de poner la risa tonta!". Son muy suyos y no me extraña para nada viviendo bajo el comunismo. No por el sistema en sí cuyos valores me parecen más que aceptables sinó porque no están demasiado habituados a relacionarse con otros países que no sean del mismo régimen como Cuba, Rusia o China. Hace algunos años que se han abierto al libre comercio y las nuevas generaciones crecerán algo más extrovertidas.
De todas formas debo comentar que ha sido un placer tratar con la gente. Si hasta casi lloro cuando nos despedimos de nuestro guía en el aeropuerto!!. Gente con ilusión de levantar el país y de dejar atrás la huella de la guerra.


Ya de turisteo visitamos el Mausoleo de Ho Chi Minh ( dónde lo guardan embalsamado!), el Templo de la Literatura, La Pagoda de un solo Pilar y el Museo Etnográfico.



También cogimos un cyclo ( nada que ver con los de la Índia....yo les hubiera puesto un poco más de velocidad, emoción y baches!) y vimos un espectáculo de Marionetas en el Agua ( Impactante historia bajo ritmos trivales.)

Hanoi sin duda nos dejó un muy buen sabor de boca....pero todavía teníamos muchos encantos por descubrir!!

5 comentarios:

bela dijo...

OH, Donna, que bonito!!! Tienes razón, yo tb me imaginaba Vietnam solo verde pero creo que es mucho mas. Y sus gentes que belleza.
Un saludo

Sonu dijo...

Es verdad,que hermosas fotos,amiga,venga,cuelga mas,besitos,Sonu.

simplexia dijo...

no tenga usted prisa, sus aférrimos lectores esperan pacientes ese trocito de mundo que nos traes a estas páginas :)

Donna_Regina dijo...

Uff! Necesitaría hacer un blog especializado! El país es tan fotogénico que no daba a basto! Casi 5 Gb en fotos! Casi me vuelvo loca con tanto estímulo!!
;)

SoL LuNaR dijo...

LuZ